El Cloud Computing y los cansinos de la web 2.0

Si algo tengo claro es que cualquier intento de adivinar el futuro en el mundo de las IT es una tarea inútil.

Hay que ver la facilidad con que se mezclan conceptos y palabros en esto de las Tecnologías de Información. Llevo bastante tiempo metido en cosas como el Cloud Computing (el palabro es nuevo, el concepto no) y mi vida lleva varios años inmersa de una manera u otra dentro de la web 2.0. Durante varios años (y este último especialmente) he tenido relación con unos cuantos emprendedores y gurús de internet, y lo que más me ha sorprendido es su visión simplista de Internet. Esta visión simplista es la siguiente: ‘Internet es lo que yo puedo ver. Todo lo que yo no vea o entienda, no existe’. Y esta es la razón por la que todos estos gurús de la web 2.0 piensan que el Cloud Computing es la web 2.0.

Web 2.0 es la web social, y no es necesario el Cloud Computing para que exista. Y el Cloud Computing aplicado a la web 2.0 es solo una mínima parte de su rango de aplicaciones. Leo con asombro cómo hay quien dice con toda claridad que la web 4.0 será la web ubiqua… ¿Pero no lo es ya? ¡y además en paralelo a la web 3.0!

Los conceptos detrás de la computación en la Nube existen desde los albores de la computación. Lo que estamos viviendo ahora es un momento en el que las grandes necesidades de proceso y almacenamiento no son exclusivas de las grandes organizaciones. Ya está. Como resultado de esta necesidad se está buscando la manera de que el acceso a estas necesidades de proceso y almacenamiento sea más sencillo, más rápido y más barato.

Dicho de otra manera: El Cloud Computing es como la corriente eléctrica que viene de la Red. Las aplicaciones construidas usando este ‘corriente’ pueden ser web 2.0, 3.0, 1.0 ¡o no ser web!

Así que ponerse a adivinar qué web X.0 saldrá de la adopción masiva de ‘La Nube’ es divertido, pero es un ejercició inútil. Os recomiendo que leáis algún libro sobre futuros utópicos de finales del siglo XIX o principios del XX. ¿A que hoy son ridículos? Pues que se apliquen el cuento los profetas de la web X.0.

Por cierto, si piensas que este post habla sobre ti, lee esto.

Related Articles