Android puede ser el Sistema Operativo para La Nube de Google

Leo en VentureBeat (un buen blog sobre inversiones en tecnología) y en el Blog de Enrique Dans (vale, lo admito, de vez en cuando también leo a Enrique Dans: ya podéis crucificarme) que unos ingenieros alemanes, Matthaus Krzykowski y Daniel Hartmann, han compilado Google Android para un netbook Asus EeePC 1000H.

Pero oiga, ¿Android no es un sistema operativo para móviles? Bueno, no exactamente. Google ya dijo que su idea era usarlo en cualquier tipo de dispositivo, y una arquitectura x86 es un dispositivo como otro cualquiera. Así que estos ingenieros en aproximadamente cuatro horas consiguieron crear una versión con gran parte de los dispositivos del EeePC funcionando. Android está basado en Linux, y cualquiera que conozca un poco de Linux sabe que es altamente portable. Pero una cosa es que sea altamente portable y otra es que se tarden cuatro horas. Esto solo se consigue si el sistema realmente está bien diseñado y el código está preparado para compilación sobre múltiples entornos.

Google Android para dispositivos móviles tiene la gran baza de ser un Sistema Operativo basado en código abierto y por el que Google no cobra licencia. Así que si lo comparamos con el líder del mercado, Symbian que sí cobra, en un mercado donde los márgenes son estrechos y la competencia feroz, todo lo que sea ahorrar en el precio final del dispositivo, bienvenido sea. Un colega que trabaja en Nokia me comentaba que un teléfono con Symbian puede ser hasta 50% coste de hardware, 50% coste de software. Imaginad si se puede eliminar ese 50% de software como pretende Google: más gente podrá tener dispositivos más potentes, lo cual redunda en más páginas vistas con más Google Adsense incrustada (que a fin de cuentas es el modelo de negocio de Google).

Pero veamos que está pasando con la migración de aplicaciones a La Nube: aplicaciones que corren en navegadores con requisitos de rendimiento y almacenamiento más que modestos. Es decir, el ecosistema ideal para equipos más pequeños y baratos (¿aún no he pronunciado la palabra netbook?). Y de nuevo, tenemos que cuanto más baratos son los ordenadores, más relevante es el precio de la licencia del sistema operativo. La diferencia entre un netbook con Windows XP y con Linux va del 10% al 20% del precio final. Si a eso le unimos licencias adicionales por drivers propietarios u otro software, nos encontramos con un modelo similar al de los dispositivos móviles.

Si vemos la estrategia de Google respecto a su Plataforma de Servicios, podemos identificar claramente una tecnología suya en todas las capas, desde BigTable a Chrome… exceptuando el Sistema Operativo. Pero parece que esto es solo cuestión de tiempo.

Related Articles